Flautas de Pan – Edad Media

Edad Media (01)

Extracto resumido (sin ilustraciones ni referencias bibliográficas) del libro digital de acceso abierto "Flautas de Pan de Europa" (E. Civallero, 2014).

Para reconstruir la historia de la música secular durante la Edad Media europea (476-1453) es preciso seguir las pistas que los intérpretes y sus instrumentos fueron dejando en ilustraciones, esculturas, frescos, crónicas, relatos y poemas de la época. Generalmente los grandes tratados musicales no se hacían eco de las prácticas que quedaban fuera del ámbito culto (equivalente al eclesiástico, ya fuese la Iglesia Católica o la Ortodoxa); sin embargo, era en tales expresiones, precisamente, en donde se ejecutaban la gran mayoría de los instrumentos musicales de la época: desde los rabeles a los tamboriles, pasando por las gaitas y las flautas.

No existe demasiada información sobre la música profana en la Europa oriental, controlada durante todo el Medioevo por el Imperio Romano de Oriente (o Imperio Bizantino) y el Estado Ruso Antiguo (Rus de Kiev). Se sabe que la flauta de Pan habría sido interpretada en pantomimas, bailes y festivales profanos bizantinos (herederos de los griegos), y en celebraciones populares rusas. En Bizancio, una sociedad en la que la Iglesia Ortodoxa tenía una fuerte influencia, las syringes habrían sido vistas como elementos paganos.

En la Europa occidental, y tras un periodo dominado por la monodia religiosa (hasta el siglo X), aparecen en los documentos escritos los cultores de la monodia profana: juglares y trovadores (siglos XI-XIV). Los primeros (jongleurs en Francia, jugglers en la Inglaterra normanda) eran artistas ambulantes, medio músicos, medio saltimbanquis. La lista de actividades que debía saber realizar un juglar era extensa e incluía, entre otras cosas, tocar la flauta de Pan.

A menudo acompañaban o ayudaban a los trovadores (troubadours en el sur de Francia, trouvères en el norte, minstrels en Inglaterra), poetas-músicos que tenían menos destrezas y habilidades artísticas pero eran mucho más refinados.

Con el paso del tiempo, sus andanzas les granjearon una pésima reputación y acabaron siendo reemplazados por los trovadores, los cuales, a su vez, terminarían sufriendo un desprestigio similar al de sus predecesores. Hacia finales del siglo XIV, los músicos fueron obligados a afiliarse a sindicatos o ligas, a asentarse en las ciudades y a trabajar agrupados en bandas cívicas generalmente costeadas por la burguesía o la aristocracia. De este modo, los coloridos profesionales itinerantes característicos del Medioevo prácticamente desaparecieron, y con ellos el uso de la flauta de Pan, que quedó en manos campesinas o como componente minoritario en algunos grupos "de música baja".


Flautas de Pan – Edad Media

Existen pruebas materiales que permiten documentar fehacientemente la evolución y el empleo de la flauta de Pan en el occidente europeo; si bien durante la Alta Edad Media (siglos V-X) tales pruebas son escasas, la Baja Edad Media (siglos XI-XV) proporciona una nutrida serie de evidencias arqueológicas y artísticas. Las flautas de Pan habrían sido utilizadas en la música secular (popular y cortesana) sobre todo entre los siglos IX y XIII, cediendo lentamente el lugar, a partir de entonces, a las flautas de pico.

Aunque también estuvo presente la flauta de varios tubos de caña (de longitudes similares o escalonadas), el modelo dominante fue el elaborado a partir de un bloque de madera o arcilla provisto de varios conductos. Desde el corazón de la antigua Galia se habría extendido más allá de las áreas controladas por Roma, tanto en el continente como en las islas Británicas, adquiriendo en cada región unas características propias.

De la Gran Bretaña altomedieval proviene un fragmento de una flauta de Pan de madera localizado en la excavación de un basurero del siglo X ubicado en York (Reino Unido). De acuerdo a la datación, habría sido fabricada durante el periodo histórico conocido como Reino de Jórvik o Reino Escandinavo de York (876-954). Mide 9,7 cms. de largo por 6,1 cms. de ancho, y conserva 4 conductos; la flauta está partida a lo largo del quinto tubo, el más pequeño. En una de sus caras tiene grabadas varias cruces, tal vez la marca del constructor.

Por lo general, el instrumento de York suele ser atribuido a los pueblos escandinavos conocidos como "vikingos". El Reino de Jórvik constituyó, en efecto, una sección del antiguo Reino anglo de Northumbria, Deira, ocupada por daneses y suecos. Ahora bien, mientras los restos arqueológicos manejados hasta la fecha permiten afirmar la existencia previa de flautas de Pan en Gran Bretaña, no hay, a excepción de la propia flauta de York, ninguna otra evidencia que señale que los vikingos la conocieran o emplearan antes o después del Reino de Jórvik. De ahí que quizás resulte más lógico pensar que la flauta de York fue un aerófono británico creado en un territorio circunstancialmente controlado por los vikingos.

En tierra firme, la flauta de Pan (en latín, fistula Panis) desaparece de los registros arqueológicos entre los siglos III y IX y resurge precisamente durante el periodo de transición entre la Alta y la Baja Edad Media, hacia el siglo X. A pesar del silencio documental (no está descrita en ningún texto ni representada en ninguna imagen u obra de arte de esa época) y de la ausencia de restos que confirmen su empleo, cabe suponer que el instrumento se habría seguido usando durante el periodo altomedieval.

En Coesfeld (Alemania) se encontró una flauta de arcilla gris. Posee 5 conductos, y conserva restos de lo que un día fue un glaseado verde. El contexto arqueológico indica que pertenece al periodo Otoniano alemán (936-1002). Menos conocidas son la flauta de Pan de 8 conductos, de la misma época, hallada en Baja Renania (Alemania) y otra encontrada en Velp (Países Bajos), datada a finales del siglo IX. Ésta última cuenta con 11 conductos y mide 16,5 cms. de alto y 8,7 de ancho; el cuerpo, de terracota gris, está adornado con bandas verdes, azules y amarillas. Se trata de los únicos ejemplares medievales de estos particulares aerófonos recuperados hasta el momento en la Europa septentrional, y las únicas evidencias históricas de su presencia en la región.

Ver también: Flautas de Pan por continente

Flautas de Pan de Europa

Ver también: Flautas de Pan europeas por país

Italia, Lituania, Rumania, Rusia, Ucrania

Ver también: Flautas de Pan europeas por periodo histórico

Prehistoria europea | Edad de Hierro europea | Grecia antigua | Etruria | Roma | Galia y Britania | Edad Media 02 | Renacimiento | Edad Moderna | Edad Contemporánea

Documentos

Flautas de Pan de Europa
Libro digital, 2014

Lectura en línea [Issuu] | [Enlace]
Descarga [formato .pdf] | [Enlace]

Etiquetas: ,